maite desayuno

 

 

Ayer noche, imagen perpleja 3 jóvenes ahogándose en un ascensor en USA, y su máximo fin era grabarlo todo, para subir audiencia en sus redes sociales, Instagram por encima de todo, el tributo de la sociedad, en este momento planetario, de desolación ,pandemia ,muerte, efectos climáticos extremos, pobreza, violencia, maltrato, y un sinfín de atributos más.

No hace mucho en consulta se me preguntaba por la opción del cambio, hasta ahí es todo normal, las personas por naturaleza, no suelen estar contentas con sus vidas, lel humano es así, sus consciencia está formada por el cuerpo del deseo, la expansión de su energía y límites en todo sentido, y una vez, que se ha alcanzado el equilibrio existencial, para la mente, es decir más o menos se tiene clara  noción ideal de la supervivencia, según la archi famosa pirámide de Maslow,  pasamos al paso siguiente, el estado en el que vivo, y me manifiesto, el analisis de la emoción y sus efectos, por ello con el tiempo  y las mejoras personales, es humano, que nos preguntemos, si estamos haciendo las cosas bien o mal en nuestras vidas.

En estos tiempos, ya casi dos años de periodos de incertidumbres, miedos, cansancio existencial, muertes sin sentidos,  medios de desinformación convulsos atacando inteligencias, libertades mermadas a bajo mínimos, proceso de desarraigo existencial a los humanos, y aumento exponencial de casos de suicidios en todas las partes del mundo, violencia en las calles, incomprensión, pobreza, y el fantasma del miedo atacando más impoluto que nunca, bajo la mascara de la protección, sutil del  estado del bienestar europeo desaparecido.

 

Esto hace al menos lo he podido comprobar a mi alrededor que cientos de personas se hallen en estado compulsivo, psicóticos que no saben de comportamientos ecuánimes ante emergencias de este calibre, ya que no han tenido la oportunidad  de conocerse, amarse y quererse, su máxima preocupación es la siguiente dosis de la vacuna, o las mascarillas y el gel , mientras sus vidas se desmoronan, se cambian de país , de ciudad, de novio, dejan a las mascotas, y siguen sin saber que les pasa.

Aquellas personas, a las que no se les ha enseñado el control de sus mentes, y cuerpos, y la existencia de la no limitación sobre los mismos, a menudo son los más débiles sin la conciencia clara de serlo, es un horror, ver lo que en estos días nos muestran los medios compulsos, la inexistencia de esa humanidad que a todos los efectos, se ha convertido en el cliché perdido de nuestro personaje maestro, el buscador, ese «Indiana Jones » que al nacer todo humano llevamos dentro.

No es de extrañar, que la desnaturalización de la humanidad cada vez sea a ritmo más acelerado, que al pasear por las ciudades, te encuentres con rostros inhumanizados, perdidos en el infinito de sus pantallas móviles, hipnotizados por el ultimo whasapp o like de sus aplicaciones.

La imagen del espejo, o el Mito de Narciso, el vacío existencial de la falta de valores y fines  coyunturales,  el todo vale para pasar el día, la cultura de nuestro más jóvenes, el no esfuerzo, y el derecho a tenerlo todo, en el aquí y en el ahora, la cultura de la imagen y el bisturí, la marca por encima de los valores.

Y mientras el otro sector del barco, en la otra dirección navega, ese bote salvavidas compuesto por menos del 10 % de la humanidad resistente, que se da cuenta, del rumbo y la agenda cumplida, de nuestros controladores, y el futuro de la  raza humana, esos que traspasan sus propios límites y están orgullosos de su nacimiento, y existencia, que saben que no son el cuerpo ni la mente que los integra, tan solo un cúmulo concentrado de tierra y agua con cierto nivel de consciencia, y que desean a corto plazo, terminar con los ciclos de la existencia , en un planeta  desvirtuado por sus moradores superficiales, secuestrados, y engañados, desde hace miles de años .

Coherencia, es lo único que se pide en estos tiempos, el camino, el objetivo, el recorrido, y disfrute ya no es la meta el fín para todo, sólo el camino y el disfrute, desde el presente, borrando las emociones del pasado, los patrones mentales de nuestras costumbres, las autopistas de nuestras conexiones sinápticas mejorando la forma de nuestro celebro , la elasticidad, de nuestros actos y comportamientos.

Se nos pide sonreír cada día, dar gracias por el permiso de habitante en la superficie del globo terráqueo, las mejora de la especie humana desde la infinito , el goce de la vida, sin máscaras, sin dobleces, sólo ser tu, para tí, el único ser del juego, más consciente y coherente que nunca, desde la paz infinita del vacío, eliminando el punto cero de tu pasado existencial para reencontrarte de nuevo con tu esencia mejorada y en ese legado permitirte florecer de nuevo, renovarte una vez más .

Con amor @ThesadeAvalón es el alias ,cómo escritora  de @MaiteGarrigós